sábado, 14 de abril de 2018

Nuestras historias "Marzo"




Tal y como dijimos el mes pasado en el que empezamos nuestras historias, presentamos ahora las que hemos seleccionado este mes. De entre todas las que hicimos, estás son las que más nos han gustado. Las publicamos un poco tarde ya que hemos estado de vacaciones de Pascua y semana Santa en nuestra escuela Poeta Miguel Hernández de Calles. Disfrutar de la lectura.



Los Ninjajo.

Hoy os voy a contar lo que pasó en el capitulo diez. Estábamos entrenando con el profesor Miquel todos los alumnos: Soraya, Mario, Pablo, Diego, Angeline y Estela. De repente, aparecimos caminando en un sitio extraño cuando nos cruzamos con un viejo amigo de mi abuelo: Sairo.
El sitio por el que caminábamos era bastante peligroso, con precipicios. Entonces Diego casi se cae por un barranco pero menos mal que Pablo y Mario le cogieron a tiempo y le salvaron. Ese momento, lo aprovechó el Sairo para coger a Soraya, Estela y Angeline. Nos quedamos asombrados porque el Sairo era amigo de mi abuelo pero descubrimos que la otra parte de la orilla se había envenenado por el aire, y toda su gente se convirtieron en malvados.
Sairo dice -¿a quien voy a coger ahora?- y responde Mario -a ninguna de las tres- Entonces dice Sairo -voy a coger a Soraya y a las demás las tiro por un barranco. Menos mal que Diego coge a Estela y a Angeline le coge Pablo. 

Mario rápidamente dijo -vamos a por Soraya  ¿o que?- y dice Estela- pues claro, vamos a por nuestra hermana, la tenemos que salvar de este malvado Sairo-.

En ese momento fuimos a por ella, y al fin llegamos pero casi lo hacemos tarde ya que Sairo estaba apunto de envenenar a nuestra hermana. Mario hizo el gacuco (un baile superloco que te hipnotiza por la rapidez en que lo hace). Eso permitió que el Sairo se quedara inmóvil y el resto del grupo aprovechó el momento para salvar a nuestra hermana. Cuando todo terminó, nos fuimos con un barco de la otra  y nos trajimos a uno de los infectados. Descubrimos que al final era bueno, se transformó y vimos el hechizo que tenía esa gente. Al llegar, nos tomamos la merienda y de paso hicimos una fiesta.

Escrita por: Estela, alumna de 3º de primaria.



La nave.

Nos encontramos con un lugar lleno de vida. El techo es de color marrón y las paredes de color marrón claro. Dentro hay muchos animales. Entre ellos, podemos ver: un caballo, dos perros, una burra, un mulo, cuatro conejos, muchos gatos, gallinas y un gallo. El gallo empieza a cantar cuando se va a hacer de día, anuncia a todos los animales que viven en la nave, que empieza un nuevo día. Durante el día sigue cantando cuando le apetece. A mi, me gusta pasear a la burra que se llama Violeta, y cuando lo hago, el caballo y su hijo el mulo, nos siguen sueltos. Hay todo tipo de comida para los diferentes tipos de animales: algarrobos, alfalfa, cebada, avena, trigo, paja y pienso.

Los animales también tienen nombres. El perro se llama Yaco, el otro perro Pirata. A Pirata le puse así porque es blanco con una mancha negra en el ojo. El caballo Chuli es todo blanco y muy grande, con una cola larga. Al caballo hay que cuidarle el pelo, y un día con mi tío, se lo cortamos porque lo tenía tan largo que casi tocaba el suelo. Por último está la burra, es mediana y de color gris con unas orejas enormes.

Esta es mi nave, ahora ya sabéis como es. Me gusta mucho porque estoy con mi tío, damos vueltas con los animales y me divierto muchísimo cuando estoy allí.

Escrita por: Angeline, alumna 4º de primaria.



Aventura de Pascua.

Un día mis primos Álvaro, Mónica, Pepe, Valeria y yo fuimos a ver al conejo de Pascua. Cuando llegamos a la fábrica tocamos a la puerta, salieron dos conejos trabajadores y nos dijeron – si buscáis al conejo de Pascua no está, ¡se lo han llevado!,  ¡lo han secuestrado!-  Yo dije - ¡no me lo puedo creer! Y mi primo Pepe dijo -¡no porque mi chocolate!- ¿Dónde se lo han llevado? preguntó mi prima Mónica. Dijeron los conejos – no lo sabemos- Mi prima Valeria tuvo la genial idea de decir - recorreremos todo el mundo en busca de él-. Contestaron los conejos: -¡muchas  gracias! Y dije yo (con voz de cansado) pues pongámonos en marcha.

Mientras recorrimos todo el mundo, en la Muralla China nos pusimos a jugar al futbol mi primo Álvaro y yo. Vino un guardia chino y nos gritaba – chiaoguan chilu, chiaoguan chilu- Mi primo Pepe dijo -creo que no se puede jugar al futbol aquí- Al pasar por Brasil subimos al Cristo Redentor para ver si desde tan alto veíamos al conejo pero no lo vimos. Subimos a las montañas más altas del mundo como el Everest, Annapurna, Cho Oyu etc., pero no lo encontrábamos. Al final nos tocó volver a la fábrica, tocamos, volvieron a salir los dos conejos y les dijimos que no lo habíamos encontrado y ellos dijeron: -nosotros sí-. Y yo dije ¿Queeeee? Nos contaron que si, que estaba en la cama. Y dijo mi primo Álvaro aplaudiendo - genial!- Y mi prima Mónica - me cago en…- y de repente salió el conejo de Pascua y dijo- ¿queréis chocolate? Y todos dijimos- siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii y colorín colorado este cuento se ha acabado.


Escrita por: Pablo, alumno de 4º de primaria.



Un viaje en volantín.


Un buen día, mi madre y yo estábamos transplantando una planta a otra maceta. De repente, cuando cogí el volantín vino una ráfaga de viento de 100 km/h. Entonces empecé a ascender muy alto y muy rápido. En un minuto ya estaba volando por Paris (Francia). Poco a poco empecé a ver una punta y me di cuenta que era la Torre Eiffel. El viento me llevó por el mundo entero. Sobrevolé  los 5 continentes. Al pasar por Europa pude ver la Torre de Pisa, el Big Ben y el coliseo Romano. Al pasar por Asia vi el Taj Mahal y La Muralla China. En América pude ver a Donald Trump en su gran Casa Blanca y también vi a Willyrex subiendo el torneo de FORNITE del Rubius OMG. En África vi la Sabana, el Desierto del Sahara y las Pirámides de Egipto. Y en Oceanía escuche una voz que decía: -Mario, Mario, despierta que es Lunes-. Entonces…
  
Escrita por: Mario, alumno de 4º de primaria.



El perro y el gato.

Érase una vez un perro y un gato, el perro siempre mordía al gato y se peleaban. El dueño se llamaba Pepe y estaba harto del perro y del
gato, los tenía que tener en jaulas diferentes.
El gato era muy malo y Pepe estaba desesperado. Un tipo le habló de un hombre que ayudaba a que se portaran bien. Este hombre llego a su casa, se llamaba Victor y después de mucho pensar y ver a los animales, encontró la solución y dijo:

  • Normal si es un gato y un perro, pues se llevan mal siempre, así que no hay solución, cada uno es como es. Bueno yo ya me voy. 

Pepe pensó que tendría que regalar a uno de los dos y regaló al gato que era el más malo, pero se lo regaló a su primo Pablo y el problema acababa de comenzar.



Escrita por: Diego, alumno de 4º de primaria.



La pesadilla.

Una noche una niña llamada Soraya estaba con sus amigos llamados: Pablo, Mario y Estela.
Estaban en la montaña y cuando se dieron cuenta se habían perdido, entonces escucharon a los lobos y Pablo dijo -Vale, es mejor que nos separemos por parejas, yo iré con Estela y Mario y Soraya irán juntos-. Los cuatro amigos se dividieron y se adentraron en el bosque.
Estela tenía mucho miedo. Menos mal que Pablo la protegía y la guiaba. En la otra pareja nadie tenía miedo. Pablo y Estela llegaron a un cruce y en ese momento, decidieron tomar el camino que se desviaba por la derecha. Unos paso más adelante descubrieron que era donde estaban los lobos, así que tenían que ir por la izquierda. Retrocedieron  lentamente sobre sus pasos y tomaron el camino. A lo lejos nos vieron a Mario y a mi, vinieron corriendo y el grupo se unió otra vez pero aun había un problema: seguíamos perdidos! Mario dijo: -Esperad!, por aquí se va al polideportivo- y Soraya dijo -Es verdad!- Entonces por ese camino nos fuimos todos y llegamos al polideportivo , y colorín colorado los lobos no nos atacaron.
Inspirada en una pesadilla.

Escrita por: Soraya, alumna de 5º de primaria.

martes, 10 de abril de 2018

Egipto


¡Hola familias!
Durante este curso los alumnos de infantil estamos trabajando el proyecto de "La línea del tiempo".
Durante el primer trimestre nos adentramos en el mundo de los dinosaurios y conocimos los primeros hombres. Ahora en el segundo trimestre hemos aprendido muchas cosas acerca del Antiguo Egipto.

Gracias a la colaboración de las familias tuvimos la oportunidad de disfrazarnos, conocer una pequeña réplica de la Esfinge, pirámides y... hasta un sarcófago con una momia!! Y claro, nosotros también quisimos convertirnos en momias y, de paso, les dimos un pequeño susto a nuestros compis de primaria.
A continuación os dejamos unos dibujos donde plasmamos algunas de las cosas que hemos aprendido.
¡Hasta la próxima!

viernes, 9 de marzo de 2018

Nuestras historias "Febrero".




Hola amigos/as, somos los alumnos/as de la clase de primaria de Calles. En nuestro colegio Poeta Miguel Hernández, hemos decidido poner unas redacciones. Un día, mientras hacíamos la asamblea de la mañana, los alumnos/as de tercero, cuarto, quinto y sexto que formamos la clase de primaria, debatimos sobre la lectura y la escritura. Queríamos hacer historias ya que nuestra cabeza tiene mucha imaginación, así que entre todos/as, decidimos que cada Lunes por la tarde presentaríamos una redacción que podemos hacer durante toda la semana. De entre todas, al terminar el mes, pondremos algunas de las más votadas porque hacemos un sistema de votación en la clase parecido al de las elecciones de los partidos políticos. En ellas, os podemos comunicar lo importante y bonito que puede ser leer y escribir, ya que te permite crear unas historias extraordinarias sobre lo que quieras.



LA PLAYETA

La playeta de Chelva es una zona del río de Chelva muy bonita que está al final de un sendero que se sitúa al lado del río. Va desde un pequeño parque donde puedes aparcar, hasta que llegas al final, a la playeta.
Fui con mi equipo de futbol porque quedamos a comer en la caseta de un amigo, y más tarde fuimos hasta allí...

En la playeta habían peces de muchos tamaños y colores que nadaban por el río corriente arriba.  Descubrimos que una vez le había dado un infarto a un señor y también pudimos observar que existían piedras resbaladizas.
Al volver vimos a unos cuantos perros: 2 Dobermans, 1 San Bernardo, 1 Pastor Alemán, 1  Chihuahua, 14 Podencos y 2 Galgos.

Al llegar a la caseta jugamos al infectado y casi nunca me pillaban. Es un juego en el que uno debe de pillar a los demás. Cuando hay alguien que ha sido pillado, también paga y así hasta coger a todos. Esto fue mi gran día en la playeta, un sitio precioso para bañaros en verano.

Escrita por: Pablo, alumno de cuarto de primaria. 



MI MERCADO MEDIEVAL.

Hoy os voy a contar lo que hago en el mercado medieval ya que mi padre es feriante del mercado y voy con él a muchas ferias. También lo que hay y podéis encontrar y la diferencia del mercadillo y el mercado medieval.

Para empezar, cuando llego al mercado medieval, saludo a mi padre que ya está allí y ha montado la parada de pasteles, ya que el es pastelero. Entonces le digo que me voy a dar una vuelta para ver todo el mercado y las tiendas. Cuando pasa la mañana, me llama para comer. Entonces cierran la parada y nos vamos a comer un poco ya que de tanto no parar tenemos hambre. Acabamos de comer y entonces yo y mi madre nos vamos a ver a la acróbata, su hija ,su padre y sus hermanos. 

Ahora os voy ha presentar al organizador y los que son amigos de mi padre, los tragadores del organizador. El organizador se llama Vicente, su hermana Eva, su padre Vicente y su madre Ana.  La acróbata se llama Liza, la hija de Liza ayuda a Suami y sus dos hijos que llevan una noria de madera y se llaman Miquel y Sasa . Se visten de payasos y de muchas cosas más. Las chicas van con abanicos.  

Por último, os voy a explicar la diferencia del mercadillo y el mercado medieval. Bueno la diferencia principal es la temática y los productos. En el mercado medieval, la temática es la edad Media, la gente va disfrazada y los productos que se venden son artesanales. En el mercadillo se venden productos de todo tipo. Por cierto, se me ha olvidado deciros que tienen un circo por si queréis ir a verlo, se llama el circo Piruleta y está en los  mercados medievales.

Escrita por: Estela, alumna de tercero de primaria.



LOS SIETE VAN DE AVENTURAS

Érase una vez en un pueblo llamado Calles, un grupo de amigos y su maestro iban en busca del Yeti. Mario, Pablo, Diego, Soraya, Estela, Angeline y el maestro Miquel salieron hacia el Mas de Herrero para buscar al Yeti. Decidieron hacer grupos, Miquel con Estela repartieron los planos, Angeline y Soraya repartimos los walkie. Miquel y Estela iban en un helicóptero, Angeline y Soraya en motos y Diego, Pablo y Mario en quads. Estuvieron toda la tarde buscando y sin encontrar rastro del Yeti.

Al anochecer prepararan las tiendas de campaña para pasar la noche. Miquel preparó la cena para todos, y después de cenar estuvieron contando historias de miedo. 
Pablo dijo: 
- Hoy no vamos a poder dormir, zzzz....
- ¡Aaaahhhhh…! - gritó Estela.
Todos oímos un ruido extraño. - Son tres jabalíes- dijo Diego.
Nos escondimos y pudimos ver lo que hacían, y cuando se fueron por fin pudimos dormir, estábamos muy cansados. A la mañana siguiente Mario fue el primero en despertarse. Asustado, avisó a los demás de que Miquel no estaba, buscamos por allí y solo encontramos sus zapatos.
-¡Que horror! A Miquel se lo ha comido el Yeti - dijo Soraya.
Decidimos buscarlo, todos juntos,  cansados ya, Diego dijo: 
- Mira que huellas, vamos a seguirlas.
Y de repente Pablo dijo:
-¡Allí está!

Todos vimos al Yeti como dormía debajo de una árbol, con mucho cuidado sacamos a Miquel y todos muy contentos conseguimos capturar al yeti y salvar a nuestro maestro.

Escrita por: Diego, alumno de cuarto de primaria.



HARRY POTTER

Hace mucho tiempo por la noche en Privet Drive, en la calle habían unas siluetas extrañas con un bebe que lo dejaron en la puerta de una casa. Cuando llamaron, un hombre robusto y con bigote que tenía una bate de béisbol abrió la puerta junto a su esposa, vieron al bebe y lo adoptaron, pero resulta que era el hijo de la hermana bruja de la esposa.

Pasaron los años y el bebe se fue convirtiendo en un apuesto y guapo niño de once años que fue criado con su primo Dudel de su edad, su tía Petunia y su tío Vernon, pero aunque Harry era de la familia no lo trataban por igual, ya que el era mago pero no lo sabía.
Un buen día conoció a una niña llamada Hermione que tenía un loro llamado Juan. El loro le recordó que tenía que hacer la compra para Hogwarts y Harry le pregunto -¿Hogwarts? ¿Qué es eso? - y ella le respondió - Hogwarts es una escuela de magia y encantamientos - el le volvió a preguntar si podía ir y la respuesta de Hermione fue que si.
Pasaron los días y Harry cada vez se ansiaba más por ir a Hogwarts. El día llegó y el estaba esperando a Hermione con su loro y cuando llegó subieron al tren y se marcharon a Hogwarts con un amigo llamado Ron Weasley. Entonces llegaron y colorín colorado este tren ya se ha marchado. 

Pero alto, se me ha olvidado deciros como se han conocido los tres amigos. Bueno, si volvemos atrás, mientras Harry esperaba a Hermione, un chico flacucho que estaba en la parada del andén nueve y tres cuartos con su familia, la familia Weasley se acercó a Harry y se presentó, más tarde, llegó Hermione. Ya en el tren, Harry y Ron estaban hablando de la rata de Ron Scabels que la tenía en los brazos, cuando de repente Harry desvió su vista a una caja de grangreas.
Ron explicó que eran como gominolas de sabores raros: vómito, tierra… bueno, eso no importa  salvo que valláis a probarlas que yo no lo haría. Volviendo a la historia, ya estaban en el gran comedor eligiendo las casas de los nuevos alumnos. Llegó el turno de Harry, el sombrero dudó un poco pero al final eligió y gritó – ¡Grifyndor!- cuando Harry llegó a la mesa, notó que iba a ser un gran año y colorín colorado al colegio han llegado.

Escrita por: Soraya, alumna de quinto de primaria.