ESCUDO

ESCUDO

sábado, 26 de noviembre de 2016

EL MONTE DE LAS ÁNIMAS


Leyenda soriana recogida por Bécquer en su obra "Leyendas".


     Ahora que noviembre llega a su fin, un mes muy espiritual con fiestas religiosas y paganas. Aquí os dejamos desde el aulario de Chulilla, nuestra aportación  a la tradición popular para el Día de las Ánimas.


     Hace unos novecientos años en Soria (Castilla León) lucharon los moros con los caballeros templarios, ganaron los caballeros, pero los nobles de Soria no querían que se quedaran los templarios.
Lucharon con ellos en el bosque, todos murieron, ninguno de los dos bandos fueron al cielo, porque no querían descansar con sus enemigos. Cada noche del dos de noviembre salen de sus tumbas y luchan.
     Al cabo de muchos años dos primos Alonso y Beatriz hijos de unos condes salieron de  cacería en compañía de sus padres y de unos criados, entraron en el bosque en el que estában enterrados los caballeros templarios. Al anochecer se marcharon,  ya que Alonso conocía la leyenda y era la noche de las Ánimas. Después volvieron a palacio y cenaron toda la familia. Alonso regaló una joya a Beatriz pero ella la rechazó, porque para ella era como el matrimonio. Pero Alonso le dijo que era para celebrar la fiesta y Beatriz la aceptó.
Y le dijo:
- Entonces te tendré que regalar algo.
- ¿Te gustaba mi banda azul?
Y dijo Alonso:
- Sí.
- Pues si la quieres tendrás que ir a por ella.
Le pregutó Alonso:
- ¿Dónde está?
- En el bosque
-¿Por qué? ¿Tienes miedo?
- No, iré.
Y cumplió con su palabra se levantó de la mesa y fue.
     Aquella noche Beatriz no pudo dormir, por la mañana cuando se levantó riéndose, porque había pasado miedo esa noche, vio su banda azul en la mesita. Vinieron los criados para decirle que habían encontrado muerto a Alonso devorado por los lobos, pero la encontraron muerta, falleció acausa de la impresión, ya que creía que el espíritu de Alonso le había llevado la banda azul.
     Después de muchos años, un hombre que se perdió  y pasó la noche en el Monte de las Ánimas, antes de morir, contó que vio allí a una joven de gran melena, dar vuelta alrededor de la tumba de Alonso. Y a unos hombres momificados luchar.

     Guillermo Maset Calvo.
     Quinto curso, aulario de Chulilla


 

     

No hay comentarios:

Publicar un comentario